nutrición, plan integral, salud, tips -

PUBLICIDAD... ¿ENGAÑOSA?

 

Hoy día, estamos cansado de ver anuncios que prometen y prometes. Que si alimentos "mágicos", que si "desayunan tus defensas", que si "hacen esto o aquello"...

Antes de que caigas estas Navidades con tus buenas intenciones de cara a año nuevo... Vamos a ayudarte a salir airos@ de todo este laberinto.

Para empezar, para reforzar el derecho al consumidor a una información veraz y leal en relación con la salud cuando se haga una declaración es necesario:

* Disponer de pruebas científicas (ojo al falseo de dichas pruebas o estudios científicos y, sobre todo, ¿Quién lo ha pagado?) que demuestren que las sustancias sobre las que se efectúa la declaración poseen un efecto nutricional, o fisiológico, beneficioso.

* Que el nutriente (o constituyente) que dé origen a la declaración, esté presente (o ausente en su caso), en una cantidad significativa para producir el efecto nutricional o fisiológico que se le atribuye.

* Aunque es obvio, pero lo indicamos, que la sustancia sea asimilable por el organismo. Lamentablemente, esto no siempre se cumple.

Ejemplos de declaraciones no permitidas y de las que deberíais huir a la hora de comprar:

- Efecto/acción regeneradora.

- Efecto/acción tonificante.

- Efecto/acción relajante.

- El consumo habitual de "...." disminuye el riesgo de padecer...

- Evita o sustituye un tratamiento médico.

- Protege contra "..." enfermedad.

- Evita o sustituye la medicación.

- Te ayuda a protegerte contra las infecciones intestinales.

- Cura el estreñimiento.

- Estimula el sistema inmune.

- El producto "..." está recomendado por la OMS.

- El consumo habitual de "...." está recomendado para luchar contra cálculos renales.

 

Seguiremos informando... :-)

Buen fin de semana!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Etiquetas