consejos, embarazo, entrenamiento, fuerza, mujer -

Los 9 mejores consejos para un Entrenamiento Seguro durante tu Embarazo

Sois muchas las mujeres que nos preguntáis si es recomendable seguir entrenando durante esta nueva etapa, o simplemente, si sería buen momento para iniciarse en el ejercicio físico en este período en que ya se producirá una ganancia de peso y, esto, os preocupa bastante.

Nuestra trainer Vanessa Helguera, horas antes de dar a luz a su 1ª hija

Nuestra trainer Vanessa Helguera, horas antes de dar a luz a su 1ª hija.

 

Con respecto al entrenamiento de fuerza, te diremos que no sólo es recomendable, sino que es fundamental para tener un mejor parto y una estupenda, y rápida, recuperación post-parto.

Te hemos prometido 9 consejos y vamos ya con ellos:

1.- Prioriza ejercitar grandes grupos musculares frente a los pequeños. Es decir, hacer un curl de bíceps (por ejemplo) está muy bien, pero ahora existen otras prioridades, por tanto, le sacarás más partido a tu entrenamiento si te centras más en trabajar los grandes grupos musculares.

2.- En función del trimestre en el que estés, y de tu experiencia deportiva, realiza entre 2 y 4 series (pueden ser vueltas a un circuito).

3.- Repeticiones: 
    • En el primer trimestre, dependerá de si "todo marcha bien".
    • Pasado el período de riesgo, en el 2º trimestre, si has tenido que parar... empieza unas semanas a 15 repeticiones y, después, baja hasta las 10-12 reps (lo agradecerás cuando tengas que cargar con tu bebé para arriba y para abajo todo el día).
    • Y en el tercer trimestre, a medida que avance y en función de tu cansancio, puedes aumentar repeticiones y reducir series.

4.- Si tienes experiencia con el entrenamiento de la fuerza, puedes exprimirte un poquito más que si no la tienes. En ningún caso debes llegar al fallo muscular y recupera el tiempo que necesites entre series.

5.- Trabaja la propiocepción casi a diario, tanto con BOSU en unipodal como con ejercicios de tobillos. Recuerda que ahora tus articulaciones son más laxas y, por tanto, más propensas a esguinces y lesiones y, con este tipo de trabajo, las evitaremos.

6.- Tu útero irá aumentando de tamaño a medida que la gestación avance, por ello irá generando presión tanto en tus ligamentos abdominales como en la vena cava (por esto último, tu ginecólogo o tu matrona, te recomendarán que duermas de lado -generalmente hacia el izdo-), así que a medida que avance tu estado, deberás evitar realizar ejercicios en los que tengas que estar tumbada boca arriba. Es una forma de prevenir mareos por bajadas de tensión provocadas por la presión de tu útero en la vena cava.

 

 

7.- Aprende a sacarle todo el partido al FitBall, porque cuando llegue el gran día, será tu mejor aliado.

8.- Recuerda hidratarte también durante el tiempo de ejercicio. No te guíes ni por la temperatura de la sala ni por tu sudor.

9.- Trabaja ya tu suelo pélvico con los ejercicios de Kegel. No esperes al post-parto.

 

Nuestra trainer, embarazada de su 3er bebé, participando en una competición de atletismo a los 6 meses de gestación.

Nuestra trainer, embarazada de su 3er bebé, en un simulacro de triatlón a los 7 meses de gestación. 

No obstante, te dejamos un vídeo de nuestra trainer, 2 semanas antes de dar a luz a su 3er bebé, en el que verás muchos de sus ejercicios de su entrenamiento de fuerza. #ATopeDePower , guerreras!!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Etiquetas