entrenamiento, HIIT, metabolismo basal -

HIIT y Metabolismo Basal (MB)

Se habla mucho sobre la efectividad de los distintos protocolos de HIIT pero, sin embargo, poco se habla de los motivos por los cuales es efectivo, a excepción de la clásica frase "nos mantiene el horno quemacalorías encendido" haciendo ésta referencia a nuestro MB.

Una vez terminas el entrenamiento, tu organismo tarda algunos minutillos en recuperar su frecuencia cardiaca y su ritmo respiratorio basales, esto es, en reposo.

Pero no sólo tiene que recuperar tu latido y tu respiración. Tu temperatura corporal también estará elevada durante un cierto tiempo. En invierno es muy fácil ver cómo te sale "humillo" por la cabeza un rato después de haber terminado, por ejemplo, de correr a buen ritmo.

Pero también elevaste tus niveles hormonales de cortisol, adrenalina y noradrenalina (hormonas del estrés).

Además, dejaste "fundidos" tus depósitos de ATP y Fosfocreatina (PCr), por tanto, tendrán que reponerse. Pero no son los únicos depósitos que has dejado "vacíos", también los de hemoglobina y mioglobina.

Estos y otros motivos, son los que hacen que, tras tu sesión de HIIT, tu Metabolismo Basal (MB) se mantenga acelerado durante las horas posteriores al ejercicio, incluso hasta 48h. Por tanto, cuanta mayor intensidad ➜ mayor deuda de oxígeno.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Etiquetas