adelgazar, alimentación, entrenamiento, nutrición, obesidad, objetivo, objetivos, perder grasa, perder peso, programas, quema de grasas, salud -

8 claves para perder peso definitivamente

Cada no mucho tiempo os recordamos que para que empiece a producirse un cambio de hábitos, la barrera está en los primeros 21 días. Una vez la pasas, el hábito (o eliminación de un mal hábito) se instaura y ya no te supone "tanto esfuerzo". Poco a poco vas avanzando en el camino que te llevará a la meta (la consecución de tu objetivo SIEMPRE de forma saludable).

Como te podrás imaginar, antes de nada, deberás REALMENTE querer cambiar; y, por supuesto, contar con un buen plan. Si ya tienes estos 2 ingredientes, estarás pensando "Muy bien. ¿Y ahora qué?", ¿cierto? Vamos a ello.

1. Coge papel y lápiz (o tu smartphone) y escribe los motivos por los que quieres perder peso. Aunque parezca una obviedad, es importante este paso. Te ayudarán a centrarte en tu objetivo. Algunas personas quieren perder peso para poder subir las escaleras de su casa sin asfixiarse cada 2 escalones. Otras, porque quieren poder jugar con sus hijos pequeños (o con sus nietos) sin morir en el intento. Otras, por mejorar problemas de salud como pueden ser los dolores de rodillas. Cualquier razón es buena, sólo reflexiona sobre ello y escríbelo.

2. Seguimos con el papel y lápiz (o smartphone). Esta vez para un compromiso real, contigo mismo, pero mejor dejarlo por escrito como si de un contrato se tratara. Escribe concretamente a qué te comprometes.

3. Aunque también parezca obvio, con los años de experiencia que tenemos, sabemos que no lo es. OBJETIVOS.... REALISTAS. Haz un listado con 3-4 objetivos realistas para conseguir a corto, medio y largo plazo. Por supuesto, EVITA METAS EXAGERADAS, los pasitos se dan de 1 en 1. Si un bebé sólo se mantiene de pie, ¿cómo le vamos a pedir que corra o que monte en bici?

4. Estrategia. No compres lo que no debas comer. Si tienes ya algo por casa, tíralo! Compra (si no las tienes ya) un par de buenas zapatillas que te gusten y te motive ponerte para entrenar.

5. Mide tu evolución. Olvídate de la báscula, utiliza la cinta métrica, tus sensaciones con tu ropa y, una vez más, tu smartphone. Esta vez para las fotos de evolución, puesto que, a veces, con el espejo, no valoramos la evolución sino todo el camino que nos queda por recorrer.

6. 6 comidas al día, más pequeñas de lo habitual. Ayudará a no tener un hambre voraz y a controlar el azúcar en sangre, junto con un nivel de energía óptimo continuamente.

 

7. Controlando el estrés. Con la de veces que lo repetimos, ya tendrás claro porqué debes tenerlo bajo control y qué hormonas se alteran y sus consecuencias. No te preocupes, seguiremos "dando por saco" con este tema 🤣

 

8. Lleva un control sobre tus comidas y tus entrenamientos. Si necesitas ayuda y/o te sientes agobiad@, aquí te dejamos enlace a los programas. Siempre es más fácil si quedas con alguien para entrenar (aunque sólo sea, por ejemplo, para el cardio), así que, tira de agenda de amigos.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Etiquetas